Kim Jong-un, el Nabucodonosor del siglo XXI

Reverencias ante las figuras de Kim Il Sung (izda.) y Kim Jong Il, abuelo y padre del actual dictador

La periodista Berta Herrero escribió varios artículos acerca de su viaje clandestino a Corea del Norte, publicados en el periódico ‘El Mundo’:

forman filas a lo largo de la plaza central y dedican alabanzas a Kim Il-sung y Kim Jong-il. Desde el fallecimiento de este último en 2011, los vecinos de la capital de Corea del Norte no sólo tienen que alabar a un dictador, sino a dos.

“Por favor, nos ponemos en fila y hacemos todos a la vez una respetuosa reverencia ante nuestros Queridos Líderes”, indica a sus clientes la señorita Min, irritada. Vigila por el rabillo del ojo que ninguno ose no bajar la cabeza ante los dictadores.

En Norcorea, la historia arranca con el nacimiento de Kim Il-sung, en 1912. Considerado padre de la patria y Líder Eterno

Las sirenas suenan puntuales poco antes del amanecer y una voz chillona se cuela en los dormitorios a través de los altavoces apostados en cada bloque de viviendas. “¡La revolución es un deber diario!”, “Seamos fieles al Gran Líder”

El señor Pak me informa de que la primera visita, quiera o no, me llevará a la inmensa estatua de bronce del Gran Líder, ante la que todos los que entran en el país deben hacer una reverencia y depositar flores. ¹

¿No te recuerda a un relato similar en el Antiguo Testamento? Si, me refiero a la historia del profeta Daniel y de los tres varones cautivos en una nación extranjera, obligados a inclinarse ante la estatua del rey Nabucodonosor al son de la bocina o a morir en un horno de fuego si se negaban a hacerlo. Puedes leer más en el capítulo 3 del libro de Daniel.

Jailes de la Serna y su equipo del programa ‘En tierra hostil’* de Antena 3, fueron a Corea del Norte, estas imágenes explicaran mejor lo que trato de deciros.

Alejandro Caos de Benos, español y único representante occidental de Corea del Norte, quien acompaña en todo momento al periodista confunde el “ofrecer respeto y reverencias a las estatuas de los líderes” con la idolatría, como lo llama la Biblia y dista mucho de ser como él afirma “un cariño espontaneo” a lo que es en realidad, temor a los líderes. Si adoras a los “grandes líderes”, el Estado te “regala” vivienda, comida, coche y trabajo y formaras parte de la “sociedad perfecta”. Si no, no contaras con ninguno de esos privilegios.

De la Serna lo describe mejor al decir que desde niños tienen que “rendir culto a los líderes”. Negarse a hacerlo, se consideraría “una falta de respeto muy grave” e implicaría el convertirse en un traidor o ‘preso político’. Obviamente en ningún momento se menciona que la consecuencia es el ingreso a un campo de trabajo forzado o incluso la muerte, sin que haya a penas diferencia.

A pesar de todo esto, como cristianos debemos obedecer a Dios antes que a los hombres:

No tendrás dioses ajenos delante de mí. No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, (Deuteronomio 5:7-9)

La periodista del diario ‘El Mundo’ registra las palabras que otra de las guías dice acerca de la libertad religiosa en el país:

Tenemos pequeños grupos budistas, también cristianos, y cada persona es libre de profesar su fe

Pero puede que a los visitantes a los que, durante el control de entrada al país, unos militares les indicaron abiertamente que no podrían acceder hasta que se hubieran asegurado de que no llevaban “texto religioso alguno”, no les resulte fácil creerla.²

Puertas abiertas, el ministerio que lleva más de 60 sirviendo a los cristianos perseguidos y realizando un trabajo de campo en países como este en todo el mundo, describe una realidad completamente distinta.

Sigue siendo, durante once años consecutivos, el país más duro del mundo para un cristiano

Corea del norte se opone vehementemente a cualquier tipo de religión. Los cristianos están clasificados como hostiles por lo que se enfrentan a ser arrestados, torturados, incluso a ser ejecutados públicamente. Los campos de trabajos forzosos forman parte del sistema, entre ellos el Centro Penitenciario número 15 donde, según nos informan, se encuentran 6.000 cristianos. ³

Puertas abiertas nos pide que oremos por un cambio político y económico bajo el liderazgo de Jong-un, protección para aquellos que están ayudando, para no sean descubiertos por los espías que son enviados a China y para que este ministerio pueda seguir prestando ayuda a la iglesia que está surgiendo allí, a pesar de la persecución extrema. ¿Te unirás conmigo a este llamado?

Necesitamos la osadía de esos tres jóvenes que llenos del Espíritu Santo plantaron cara ante el rey Nabucodonosor diciéndole:

He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. (Daniel 3:17-18)

Veo esa valentía en mis hermanos en Cristo que están sufriendo en todo el mundo. Ellos son héroes de fe para mí  porque han decidido seguir a Jesús aún sabiendo que puede costarles no sólo sus propias vidas sino la de sus familias. Oro para que se mantengan firmes hasta el final  ya que “el que teme a Dios, no teme a ningún hombre. El que se arrodilla ante Dios, permanecerá de pie en cualquier situación.” citando las palabras de Leonard Ravenhill escritas en su libro, ‘Porque no llega el avivamiento’.

Situaciones como estas me llevan a desear con más fervor la llegada de aquel día glorioso y temible cuando el Señor y el Soberano de los reyes de la tierra, Jesucristo, regrese para juzgar al mundo. Todas las rodillas se doblaran ante Él, incluidas las de los “grandes” y “eternos” líderes de Corea del Norte y las del resto de las naciones.

Un día temible en gran manera cuando vean al Hijo de Dios volver en las nubes del cielo:

Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondernos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie? (Apocalipsis 6:15-17)

La pregunta anterior es retórica, no se espera respuesta, porque esta es muy obvia:

Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla,
Y toda lengua confesará a Dios. (Romanos 14:11)

Pero será un día glorioso para la Iglesia, pues el Señor mismo enjugará toda lagrima, nos pastoreará y nos guiará a fuentes de agua viva para adorarlo por la eternidad:

La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. (7:10, 12)


* Recomiendo ver el programa completo de ‘En tierra hostil’ desde aquí. Necesitas registrarte previamente, es gratuito hacerlo.

¹ Leer el articulo completo de la periodista Berta Herrero, “La élite roja de Corea del Norte”: Relato de un viaje clandestino al país más hermético del mundo

² Leer el artículo de continuación al del anterior: Corea del Norte: un país de familias ‘perfectas’

³ Puertas abiertas: Corea del Norte, el país más duro del mundo para un cristiano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s